SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Pakistán combatirá la malnutrición con el apoyo del Japón

Pakistán combatirá la malnutrición con el apoyo del Japón

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN
El Japón acaba de anunciar el desembolso de USD 10,6 millones para combatir la malnutrición, mejorar los medios de vida y aumentar la resiliencia a los desastres naturales en las provincias de Jaiber Pajtunjuá, Sindh y Baluchistán (Pakistán). Esta iniciativa es parte de una alianza firmada por el Gobierno del Japón con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Del total de USD 10,6 millones, se invertirán USD 3,5 millones para detectar y tratar a 155.000 madres y niños con desnutrición aguda en Jaiber Pajtunjuá, incluidas las familias desplazadas de Afganistán y las poblaciones locales en situación de vulnerabilidad.

“El PMA agradece profundamente el apoyo y la generosidad constante del Gobierno del Japón en su aporte de nutrientes de emergencia para madres y niños malnutridos. Nos enorgullece el trabajo conjunto que estamos llevando a cabo para dar apoyo a las familias más vulnerables de Pakistán”, afirmó Finbarr Curran, representante de PMA.

El aporte del Japón incluye también USD 3,55 millones para la iniciativa del PNUD Estabilización mediante Medios de Vida Inclusivos en las áreas tribales de Jaiber Pajtunjuá, cuya aplicación se realiza en estrecha colaboración con el Gobierno de Jaiber Pajtunjuá y el anteriormente Secretariado de las Zonas Tribales de Administración Federal. Ayudará a 20.700 personas mejorando el acceso a servicios básicos, potenciando sus oportunidades económicas y mejorando la cohesión social en las áreas tribales de Kurram y Orakzai.

Asimismo, el Gobierno del Japón brindará su apoyo al Gobierno de Pakistán en el plano nacional y local en la preparación para desastres naturales, en programas piloto de sistemas de alertas tempranas por tsunamis y en la mejora de la resiliencia de las comunidades costeras ante peligros costeros, con énfasis en las mujeres y los niños. Con alcance en los distritos de Malir y Karachi West (Sindh), y el distrito de Gwadar (Baluchistán), este proyecto beneficiará a 15.000 personas.

Para empoderar a las comunidades locales en situación de vulnerabilidad y mejorar su resiliencia para resistir las crisis, es necesario que todas las partes interesadas coordinen las iniciativas. El generoso apoyo del Gobierno del Japón constituirá un importante paso para mejorar los medios de vida de las personas que regresan de las áreas tribales de Jaiber Pajtunjuá, que complementará las iniciativas para ayudar en la exitosa aplicación del Marco de Sendái para la Reducción del Riesgo de Desastres en las zonas costeras de Sindh y Baluchistán”, afirmó Ignacio Artaza, representante residente interino del PNUD en Pakistán.

“Con estos desembolsos para los refugiados afganos y las comunidades locales, y el pueblo de los recientemente fusionados distritos de JP, queremos hacer llegar nuestro mensaje de que el Japón sigue apoyando la estabilización de sus vidas. Al compartir las experiencias de los desastres naturales en el Japón, logramos nuestra colaboración para compartir eficientes sistemas de monitoreo y generación de alertas para terremotos y tsunamis, mediante las políticas del PNUD y el apoyo instructivo», afirmó el embajador designado del Japón Kuninori Matsuda.

“Dichos proyectos reflejan las constantes iniciativas que el sistema de las Naciones Unidas lleva a cabo en Pakistán para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Valoramos el apoyo del Gobierno del Japón y la colaboración del PNUD y del PMA en estas intervenciones que ayudarán en el desarrollo del pueblo de Pakistán”, afirmó Zulfiqar Haider, secretario adjunto de la División de Asuntos Económicos.

 

Post A Comment

No Comments