SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Papua Nueva Guinea le declara la guerra a la malnutrición

Papua Nueva Guinea le declara la guerra a la malnutrición

  |   Red de países SUN

Esta semana el Gobierno le declaró la guerra a la malnutrición cuando lanzó el Plan de acción y política nacional de nutrición en conformidad con la visión del país para 2050. Los departamentos de Planificación Nacional y Salud lanzaron en forma conjunta el Plan de acción y política en la capital del país.

El ministro de Planificación Nacional, el Sr. Sam Basil, señaló que el lanzamiento es una declaración de guerra a la malnutrición que sigue siendo un problema generalizado de salud pública y un obstáculo que impide alcanzar el desarrollo socioeconómico óptimo en Papua Nueva Guinea. “Esta noche celebramos un hito importante: la declaración de guerra a la malnutrición en todas sus formas trágicas y las consecuencias que acarrea para la población, y el desarrollo social y económico de Papua Nueva Guinea”, señaló.

Además, manifestó que la malnutrición arrebata la vida de las madres, los lactantes y los niños, menoscaba la vitalidad de los jóvenes, lo que genera éxodo intelectual en nuestra sociedad, así como sobrecarga los servicios de salud y repercute en la vida de la ciudadanía. “En resumen, la malnutrición detiene el avance de nuestro desarrollo social y económico como estado soberano”.

El Sr. Basil se refirió a un informe publicado tras la encuesta nacional de nutrición de 2015, que el país realizó en colaboración con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que reveló una situación de la que Papua Nueva Guinea no se siente orgulloso en absoluto. En el informe —según citó— se dio a conocer que de 1000 nacimientos, 23 son mortinatos; 45 niños mueren antes de cumplir los 12 meses y 58, antes de los 5 años. Es por ello que 230 de cada 100 000 madres mueren mientras dan a luz; el peso insuficiente, la obesidad, el retraso en el crecimiento grave y la anemia son demasiado generalizados como para quedarnos de brazos cruzados. “Todas estas variables, entre otras, son indicadores nacionales de la nutrición”, agregó.

“Son tristes indicadores que en esta bendita tierra, en la que abundan los alimentos orgánicos y donde debería ser normal comer tres comidas equilibradas al día, hay adultos y niños famélicos. Esta hambruna no necesariamente se debe a la falta de alimentos, sino a que las comidas no son adecuadas, saludables, equilibradas ni frecuentes”. El secretario de Planificación Nacional, el Sr. Koney Samuel, indicó que el plan estratégico y la política constituyen el eje de la visión 2050, de alcanzar una sociedad más inteligente, sabia, justa, saludable y feliz para
2050.

“Entre los distintos problemas sanitarios que el país atraviesa en este momento, la malnutrición sigue siendo un problema endémico y sistémico en nuestro país, cuya solución obliga a aunar esfuerzos por medio de intervenciones estratégicas y políticas”, señaló.

 

Post A Comment

No Comments