SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / POLÍTICOS Y DEPORTISTAS OLÍMPICOS UNIDOS POR EL USO DE SUSTANCIAS QUE MEJORAN EL RENDIMIENTO FÍSICO

POLÍTICOS Y DEPORTISTAS OLÍMPICOS UNIDOS POR EL USO DE SUSTANCIAS QUE MEJORAN EL RENDIMIENTO FÍSICO

  |   Blogs

user-avatar-picAcerca del autor

Fran Roberts, asesor de Política y Promoción de Nutrición en Save the Children

Este artículo se publicó originalmente en el blog de Save the Children Reino Unido

nutrition_summitDe vez en cuando, Save the Children me ofrece la oportunidad de publicar un artículo en mi blog para poner de relieve las políticas de nutrición. ¿Pero que pasaría si utilizo ese privilegio para acusar a los deportistas olímpicos y los líderes políticos de utilizar sustancias que mejoran el rendimiento físico? Bueno, veamos…

Porque en verdad, a mi modo de ver, uno de los vínculos entre los Juegos Olímpicos, que empiezan en Río dentro de seis meses, y la Cumbre de Nutrición para el Crecimiento, que también comienza en Río dentro de seis meses, tiene que ser el acceso privilegiado de los participantes a una determinada sustancia que mejora el rendimiento físico: los alimentos nutritivos.

Es imposible no admirar los logros de los deportistas olímpicos, cuya entrega y dedicación al deporte que practican verdaderamente no se puede comparar con mi dedicación a – o, de hecho, la de cualquier persona normal -… bueno, nada. Por ejemplo, según se dice, Michal Phelps entrena seis horas por día, seis días a la semana y tiene que consumir casi cinco veces más la cantidad recomendada de alimentos para poder completar su rutina de 50 millas semanales. ¡Imagínense!

Sin embargo, aún cuando nos deleitamos con las actuaciones de los deportistas olímpicos más condecorados de todos los tiempos, ¿realmente podemos decir que estamos viendo lo mejor que puede haber? ¿O solo lo mejor de nosotros que, por suerte, tuvimos suficiente acceso a «sustancias que mejoran el rendimiento físico» durante nuestros primeros años de vida?

Hablemos de malnutrición. Un número incalculable de niños se quedan sin la oportunidad de tener un futuro por falta de acceso a las sustancias más básicas que permiten mejorar el rendimiento físico: leche materna, alimentos nutritivos, medicinas, instalaciones sanitarias o incluso un ingreso familiar mínimo.

Existe una cifra abrumadora de 161 millones de niños que no obtienen los nutrientes necesarios cuando más los necesitan: durante los primeros 1000 días de vida entre la concepción y los dos años de vida. Para aquellos niños, no recibir una nutrición adecuada en esta etapa crítica puede:

afectar visiblemente el crecimiento de alguno de sus órganos más vitales

impedir el desarrollo de un sistema inmunológico saludable, uno de los principales motivos por los que se vincula el 45 % de las muertes de niños menores de cinco años a la malnutrición

retraso irreversible del crecimiento físico y del desarrollo cognitivo.

Por estas razones, los niños que sobreviven a la malnutrición ven sus oportunidades de tener éxito como atletas, políticos o como prácticamente cualquier cosa a la que uno pueda aspirar, seriamente afectadas.

Entonces, ¿cómo se refleja eso en cada uno de nuestros logros? ¿Los deportistas olímpicos o los jefes de estado estarían donde están hoy si la malnutrición no se hubiera cobrado millones de vidas cada año? Difícilmente podemos hablar de igualdad de condiciones…

Es por eso que creo que la Cumbre de Nutrición para el Crecimiento y los Juegos Olímpicos están inextricablemente vinculados. Los jefes de estado han prometido acabar con el hambre antes de 2030 y la Cumbre de Nutrición para el Crecimiento en Brasil es su parada técnica cada cuatro años para analizar el progreso y comprometerse a mejorar los recursos para garantizar que se obtengan resultados. Si hacen un buen trabajo, dentro de cinco Juegos Olímpicos (2032) veremos por fin una verdadera competencia Olímpica, una en la que nadie pueda decir que estaban demasiado hambrientos para ganar.

Post A Comment

No Comments