SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Por qué es momento de invertir en la nutrición para transformar nuestros sistemas alimentarios

Por qué es momento de invertir en la nutrición para transformar nuestros sistemas alimentarios

  |   Secretariado y Grupo líder del Movimiento SUN

Invertir en nutrición es la mejor decisión si deseamos transformar nuestros sistemas alimentarios para el bienestar de las personas y el planeta. Todos somos responsables. Hagamos que el cambio ocurra ahora.

Gerda Verburg visita Madagascar

El siguiente es el mensaje que deberían recordar todas las personas que participaron en el Foro EAT sobre la Alimentación EAT entre el 11 y el 14 de junio: ¿De qué manera puedo contribuir a cambiar los regímenes alimentarios, alimentación sostenible y transformar los sistemas alimentarios?

Como Subsecretaria general de las Naciones Unidas y Coordinadora del Movimiento SUN para el Fomento de la Nutrición, visito muchos países con el fin de poner de manifiesto los problemas fundamentales en materia de salud y nutrición en los planos nacionales y mundiales. Los 61 países y los cuatro estados de la India que componen el Movimiento SUN enfrentan múltiples problemas —algunos de ellos, potencialmente abrumadores— en su lucha para producir alimentos nutritivos, económicos y accesibles. El crecimiento poblacional sostenido y el cambio climático solo permiten ejercer un creciente estrés en muchos de estos países.

Hoy en día, el 88% de los países soportan la grave carga de dos o tres formas de malnutrición, mientras que casi la mitad de los países SUN enfrentan una «múltiple carga» de malnutrición. La mala y la insuficiente alimentación son la base de las elevadas y persistentes tasas de retraso en el crecimiento, emaciación y deficiencias en micronutrientes, y del alarmante aumento del sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación.

El informe que la Comisión sobre Alimentos, Planeta Tierra y Salud de EAT-Lancet publicó a principios de este año brinda una base sólida y matizada sobre la cual abordar los problemas más acuciantes. Insta a lograr un cambio urgente a escala mundial, a la vez que propone acciones en el plano nacional.

Durante mi reciente visita a Costa Rica, fui testigo de la aplicación de las recomendaciones de EAT-Lancet para lograr cambios gubernamentales y nacionales en el sistema alimentario. Vi con mis propios ojos cómo, con voluntad política, los cambios son posibles: rápidamente y con eficacia, y con el enfoque multisectorial correcto es ciertamente posible “nutrir el mundo de manera sostenible para el planeta.” Durante mi visita, probé alimentos de producción local, como chorreadas, gallo pinto y ceviche mientras paseaba por el Mercado Central de San José. Vi por mí misma cómo los emprendedores y la sociedad civil están trabajando para lograr un sistema alimentario más inclusivo, sostenible y saludable que preserve las tradiciones gastronómicas y la diversidad de la alimentación de Costa Rica.

En Costa Rica, que desde 2014 pertenece al Movimiento SUN, el Gobierno ha adoptado un enfoque para nutrir a su pueblo y, al mismo tiempo, cuidar del medio ambiente. Con el apoyo de la sociedad civil y el sector privado, el Gobierno está elaborando la narrativa de los sistemas alimentarios con el foco en la salud, la comunidad y la diversidad, haciendo hincapié en que el sistema alimentario (producción, preparación y consumo) puede generar cambios positivos en las personas y la comunidad. El Gobierno se ha comprometido a luchar contra el sobrepeso y la obesidad infantil y juvenil mediante un enfoque multisectorial centrado en los resultados que reúne a actores sociales de la salud, la educación, la agricultura, la protección social, el medio ambiente, la cultura, el turismo, la inversión, el deporte y muchas otras áreas.

El ejemplo de Costa Rica ilustra cómo, en todos los planos gubernamentales (local, regional y nacional), resulta fundamental evaluar toda la cadena alimenticia y cambiar un paradigma donde la producción agrícola no solo contribuya a la economía, sino también a la salud de las personas y el planeta. La complejidad de los sistemas actuales de producción de alimentos significa que todas las personas están implicadas, desde el sector privado hasta pequeños agricultores, pasando por vendedores de carretera, productores de alimentos, consumidores y estamentos del Estado. Todos los actores tienen un papel que cumplir: El sector público puede crear un entorno propicio y generar incentivos para proveer y consumir dietas saludables. La sociedad civil y los consumidores informados pueden impulsar la demanda, y la oferta, de dietas saludables, y el sector empresarial debe actuar y tomar la responsabilidad de mejorar la nutrición.

En el plano mundial, los miembros del Movimiento SUN, incluido el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), nos instan a todos a aprovechar el impulso en materia de sistemas alimentarios. El nuevo libro del FPRI-CABI Agriculture for Improved Nutrition: Seizing the Momentum (Agricultura para mejorar la nutrición: cómo aprovechar el impulso)pone de relieve que estamos presenciando solo una pequeña parte del vasto potencial de la agricultura para mejorar la nutrición. No puedo estar más de acuerdo: ampliemos nuestra visión sobre la manera en que la agricultura puede generar una mejor nutrición para todos. De manera similar, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) identificó 10 maneras clave de mejorar la nutrición gracias a la agricultura y los sistemas alimentarios, que nos invitan a ampliar la conversación, de seguridad alimentaria a nutrición, en el contexto de los sistemas alimentarios. Invirtiendo en nutrición y garantizando su inclusión en la producción agrícola, transformaremos nuestros sistemas alimentarios.

Cuando trabajamos parar crear un sistema alimentario sostenible y sensible a la nutrición, estamos obligados a garantizar el acceso, y el consumo, de una dieta saludable, además de movilizar todas nuestras herramientas para luchar contra otras causas de malnutrición (p. ej., luchar para conseguir cobertura sanitaria universal, acceso a agua potable).

Los países SUN, con el liderazgo de sus Gobiernos, pueden impulsar este cambio de paradigma. Con liderazgo y voluntad política, pueden virar del enfoque tradicional por sector en materia de nutrición y seguridad alimentaria a un enfoque multisectorial y multiactor con mayor fortaleza, que reúna todos los componentes de los sistemas alimentarios y mejore su capacidad para crear dietas saludables para todas las personas. El principal objetivo reside en proteger a las personas y al planeta por igual. En este contexto, el Movimiento SUN está garantizando que los sistemas alimentarios sean parte inherente de nosotros. Los cambios se lograrán con actores comprometidos, organizados y responsables, dispuestos a actuar en conjunto y con el foco puesto en los resultados.

Mi llamado a la acción

Mi mensaje tiene doble objetivo: La nutrición es la mejor inversión porque la buena nutrición lo es. Y ahora es el momento de actuar para lograr cambios ambiciosos y audaces. La nutrición es una cuestión básica que debe incorporarse completamente en todos los sectores si queremos alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible yla Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible . Es responsabilidad de los Gobiernos, en conjunto con la sociedad civil, el sector empresario, el mundo académico, los donantes y el sistema de las Naciones Unidas, garantizar su consecución.

Por tanto, los invito a preguntarse lo siguiente: ¿cómo puedo contribuir yo con la causa? ¿Qué puedo hacer en mi organización, en mi país, comunidad o familia para mejorar la nutrición?

Por mi lado, seguiré promoviendo el enfoque del Movimiento SUN: apoyando a los países para que adopten un enfoque multisectorial y multiactor para generar un cambio estructural y sostenible en materia de nutrición. Alentaré a los decisores a invertir en las personas. Invertir en nutrición es una decisión económica inteligente debido al rendimiento de la inversión: mejor salud, educación, productividad e ingresos, estabilidad y futuro próspero para todos.

Gerda Verburg es Subsecretaria General de las Naciones Unidas y Coordinadora del Movimiento SUN para el Fomento de la Nutrición.

Publicación original del IFPRI aquí como parte de un conjunto de artículos de personalidades invitadas sobre desarrollo mundial para alcanzar el carácter sostenible y crecimiento a largo plazo, y terminar con el hambre, la pobreza y la malnutrición.

Post A Comment

No Comments