SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Preocupación de expertos en salud ante los efectos indirectos del COVID-19 en las mujeres y jóvenes

Preocupación de expertos en salud ante los efectos indirectos del COVID-19 en las mujeres y jóvenes

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

Fotografía: Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios/Gema Cortés

En vista de que la pandemia de la enfermedad provocada por el coronavirus (COVID-19) no da tregua, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa su preocupación frente a los efectos que podría tener en las mujeres, las niñas, los niños y las personas jóvenes. “Es posible que estos grupos se vean más afectados por las consecuencias indirectas del COVID-19 que por el número de fallecimientos a causa del propio virus”, afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de dicho organismo.

La pandemia ha desbordado los sistemas sanitarios en muchas partes del mundo, y ello implica que las mujeres pueden correr un mayor riesgo de muerte a causa de complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto. Las investigaciones preliminares también indican que las adolescentes y quienes se encuentran en la etapa de los 20 corren un mayor riesgo de sufrir depresión y ansiedad, acoso en línea, violencia física y sexual y embarazos no planeados.

La lactancia sigue siendo lo mejor

Como medida de respuesta, la OMS ha publicado directrices destinadas a los centros de salud sobre el mantenimiento de los servicios esenciales durante la pandemia, entre los que se encuentra la atención neonatal. Asimismo, los expertos han investigado el riesgo de que el COVID-19 se transmita al lactante durante el amamantamiento.

“Habida cuenta de los datos disponibles, la OMS estima que los beneficios de la lactancia materna superan los posibles riesgos de transmisión del COVID-19”, señaló Tedros. “Se debería alentar a las madres presunta o efectivamente infectadas a iniciar y continuar la lactancia. Además, no deberían ser separadas de sus bebés a no ser que estén demasiado enfermas”.

Hasta el momento, los expertos no han podido detectar el virus activo en la leche materna, aunque en varios casos se constató la presencia de fragmentos, de acuerdo con el Dr. Anshu Banerjee, director del departamento Salud de la madre, el recién nacido, del niño y del adolescente de la OMS. “Por lo tanto, aún no se ha comprobado si existe el riesgo de transmisión maternoinfantil”, señaló.

El COVID-19 y la infancia: un área desconocida

Los expertos en salud están trabajando para lograr comprender mejor la manera en que el COVID-19 afecta a las niñas, los niños y adolescentes. Aún queda mucho por descubrir en lo que respecta a los efectos de la enfermedad en este grupo poblacional, según la Dra. Maria van Kerkhove, epidemióloga y jefa técnica de la OMS en asuntos relativos a la pandemia.

“Se plantean una serie de interrogantes que aún no logramos responder”, señaló, en alusión a las preguntas de un periodista. “¿Con qué frecuencia se infectan? ¿Son agentes de transmisión? y, si es así, ¿en qué medida transmiten el virus? ¿Qué función podrían cumplir las escuelas?”

El Dr. Michael Ryan, director del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, añadió que hay varios estudios en marcha, incluso se está investigando por qué en algunos niños la enfermedad tuvo un desenlace virulento y debieron ser hospitalizados a raíz de su cuadro clínico.

Post A Comment

No Comments