SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Presentación de una Narrativa común de lucha contra la malnutrición en RDC

Presentación de una Narrativa común de lucha contra la malnutrición en RDC

  |   Red de países SUN

El 30 de octubre de 2017, el Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) presentó en Kinshasa la Narrativa común de lucha contra la malnutrición: un compromiso y una coordinación multisectorial de alto nivel para combatir la malnutrición crónica en la RDC.

La malnutrición es la causa subyacente más importante de la mortalidad infantil y juvenil en la República Democrática del Congo (RDC). Cada año, 160.000 niños de este país mueren por causas relacionadas con la malnutrición. Contrariamente a la desnutrición aguda, que se manifiesta por una emaciación grave o un edema nutricional, la malnutrición crónica hace estragos durante un período más prolongado, retrasando el crecimiento físico e intelectual del niño o la niña. Una alimentación inadecuada e insuficiente puede provocar la malnutrición crónica, que se detecta en la relación estatura/edad. La malnutrición crónica, todavía mal conocida, repercute directamente en el bienestar de los niños, su crecimiento, su desarrollo cognitivo y su escolarización. Asimismo, la malnutrición crónica es un lastre para la economía de un país ya que supone pérdidas de productividad importantes.

  


«Es urgente fortalecer, integrar y coordinar las políticas de lucha contra la malnutrición crónica. Trabajando junto con nuestros socios, debemos elaborar nuevas estrategias para reducir significativamente las cifras de niños y niñas de la RDC con retraso en el crecimiento»  

Dr. Oly Ilunga Kalenga, Ministro de Salud de la RDC,


 

Desde 2013, la RDC se ha comprometido con el movimiento «Fomento de la nutrición» —el Movimiento Scale Up Nutrition (SUN)—, que tiene como objetivo invertir la tendencia de la malnutrición crónica. El Gobierno de la RDC ha llevado a cabo diversas intervenciones conjuntamente con socios como el UNICEF y el Banco Mundial. En especial, destaca la creación de un marco institucional necesario para una acción multiactor y multisectorial, mediante el decreto n.º 05/042 del Primer Ministro del 15 de diciembre de 2015 relativo a la creación, organización y funcionamiento del Comité nacional multisectorial de la nutrición. Asimismo, se incluye la promoción de intervenciones nutricionales preferentes, sobre todo la lactancia materna, la alimentación suplementaria a partir de la edad de seis meses y prácticas mejoradas de higiene y saneamiento, que prioritariamente deberían aplicarse durante los 1000 primeros días de vida, es decir, desde el embarazo hasta el segundo cumpleaños del niño o la niña. Estas iniciativas a favor de la nutrición deben respaldarse con contribuciones en los ámbitos de la agricultura sensible a la nutrición, de la protección social, del desarrollo precoz del niño o la niña, de la educación y el empoderamiento de la mujer y del agua y el saneamiento.

 

A fin de ampliar progresivamente estas intervenciones específicas sobre nutrición, existen enfoques a diferentes niveles que se deben optimizar y dinamizar, a saber: las consultas preescolares en los centros de salud, los programas de nutrición comunitarios en las comunidades, las jornadas de la salud del niño como actividad masiva, las dependencias encargadas de la atención de la desnutrición aguda en los centros de salud y los hospitales, las consultas con mujeres (a nivel prenatal y posnatal) así como en las escuelas (guarderías).

 


«Para luchar contra la malnutrición, es preciso un enfoque multisectorial. Es fundamental ampliar las intervenciones que han demostrado ser eficaces y poco costosas. Los programas de nutrición comunitarios, que consisten en un enfoque de implementación de las intervenciones de nutrición con gran impacto a nivel comunitario, arrojan resultados excelentes y es necesario ampliarlos en todas las comunidades de la RDC».

Dr. Tajudeen Oyewale, Representante ad interim del UNICEF en la RDC


 

En este contexto, se ha creado la Narrativa común de lucha contra la malnutrición bajo el liderazgo del Ministerio de la Salud Pública con vistas a crear una sinergia de acciones de todos los actores y los sectores implicados en el ámbito de la nutrición. Es importante incluir, al tiempo que se previenen los casos de malnutrición crónica en las mujeres, a los lactantes y a las mujeres jóvenes de forma prioritaria para reducir la mortalidad de los niños, mejorar la salud de los niños y garantizar el desarrollo individual, social y económico del país. «La malnutrición crónica implica pérdidas irreversibles de capital humano que contribuyen a una menor productividad económica. Los niños y las niñas malnutridos durante la primera infancia presentan deficiencias cognitivas y un rendimiento escolar más modesto. A más largo plazo, el retraso en el crecimiento implica una pérdida del 10 al 17 por ciento del salario percibido a lo largo de la vida activa. A su vez, esto conlleva pérdidas económicas importantes, del orden del 3 al 8 por ciento del producto interior bruto», declaró Ahmadou Moustapha Ndiaye, Director de Operaciones del Banco Mundial para la RDC.

A fin de lograr una disminución general y permanente de las tasas de malnutrición entre los niños menores de cinco años, en primer lugar se deben movilizar recursos, fortalecer el liderazgo de la nutrición, dinamizar el mecanismo de coordinación a alto nivel que incluya a todos los sectores clave y, al mismo tiempo, integrar la nutrición en los diferentes planes de desarrollo del país (plan de desarrollo agrícola, seguridad alimentaria y educación).

El Gobierno de la RDC y sus socios se esfuerzan conjuntamente para que el mayor número posible de niños y niñas congoleños puedan tener acceso a diversas medidas sencillas adaptadas al régimen alimentario local y que han demostrado tener un mayor impacto en la lucha contra la malnutrición.

 

Documentos conexos

Post A Comment

No Comments