SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Pro Mujer trabaja con aliados para hacer frente al COVID-19 en América Latina

Pro Mujer trabaja con aliados para hacer frente al COVID-19 en América Latina

  |   Red de la sociedad civil SUN, Red de países SUN

* Artículo originalmente publicado por Deliver for Good


En todo el mundo, la pandemia de enfermedad provocada por coronavirus (COVID-19) ha llevado las capacidades humanas al límite. La pandemia deja al descubierto y profundiza las desigualdades existentes, en especial, en los grupos de población subatendidos, entre los que se encuentran las mujeres que Pro Mujer atiende en América Latina. Durante su trayectoria de más de 30 años, Pro Mujer se ha convertido en una de las organizaciones de mujeres más grandes de la región, en parte, debido a su amplia red de socios y aliados, con los que ha trabajado durante estos años en la promoción de la igualdad entre los géneros. La pandemia no ha hecho más que reforzar la importancia de este enfoque. Ahora, más que nunca, es fundamental que los líderes de los sectores públicos y privados aúnen esfuerzos y tomen medidas.

¿Cuál es la relación del COVID-19 con las cuestiones de género?

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en América Latina el 80 % del personal de enfermería son mujeres, quienes en su mayoría están o estarán en la primera línea de la pandemia. En la región, casi el 40 % de las mujeres trabajan en restaurantes, hoteles y como empleadas domésticas, unos de los sectores que más han sufridos los efectos económicos de la pandemia. En Bolivia, Guatemala y el Perú, el 83 % de las mujeres tienen empleos informales, sin ningún tipo de cobertura de seguridad social o indemnización por desempleo o accidente laboral. Además, la violencia hacia las mujeres, incluida la violencia intrafamiliar, se ha incrementado drásticamente, ya que la orden de permanecer en casa obligó a que muchas de ellas quedaran en confinamiento con sus agresores.

Apoyo a las mujeres emprendedoras

Debido a las medidas de confinamiento adoptadas por los gobiernos, las pequeñas empresas están cerrando y dejando a millones de personas sin trabajo. Se calcula que aproximadamente 107 millones de mujeres en la región se encontrarían en situación de pobreza como resultado de esta crisis..

La mayoría de las beneficiarias de Pro Mujer son mujeres independientes o que tienen microemprendimientos y se desempeñan en el sector informal. Muchas de ellas debieron cerrar su tienda de ropa, pastelería, restaurante u otro tipo de negocio local. En este momento, se encuentran con las manos vacías, sin la posibilidad de generar ingresos para alimentar a su familia. En muchos casos, son el principal sustento del hogar.

A modo de ayudar a estas mujeres y colaborar con las medidas tendientes a contener la pandemia, Pro Mujer está trabajando con el sector privado para buscar la manera de vincular a los centros y proveedores de salud con la red de microemprendedoras que pueden fabricar mascarillas y batas quirúrgicas de calidad. Se han identificado al menos 180 pequeñas empresas que podrían participar.

Muchas mujeres emprendedoras tienen miedo de perder a su clientela. Pro Mujer trabaja con Facebook para ofrecer talleres en línea gratuitos en los que aprenden a usar las redes sociales para ampliar su negocio, comercializar sus productos o servicios y crear contenido de interés para atraer a más clientes.

Más allá del COVID-19: el poder de la solidaridad sostenible

La pandemia ha sacado a la luz la importancia de crear sistemas sostenibles y duraderos que prioricen las necesidades de las mujeres y las niñas y promuevan la igualdad de género. Se trata de sistemas que se deben sustentar en alianzas sólidas y el compromiso de trabajar en equipo. Deliver for Good encarna este concepto como red mundial, cuyo lema es la colaboración. Crea el tipo de espacios que son tan necesarios en este momento para promover y fomentar medidas concretas.

La formación de alianzas se ha convertido en una parte del ADN de Pro Mujer porque cuando nos apoyamos unos en otros, podemos mover montañas. Cuando las comunidades atraviesan crisis de todo tipo, pueden superar las adversidades por medio de la acción colectiva, que se sostiene en el firme compromiso de crear un futuro mejor para las generaciones más jóvenes.

 

Post A Comment

No Comments