SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Sistemas escolares para mejorar la nutrición: Documento de debate del UNSCN

Sistemas escolares para mejorar la nutrición: Documento de debate del UNSCN

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

Dadas las cambiantes circunstancias del panorama de la nutrición, debería replantearse y reafirmarse el papel de las escuelas en la mejora de la salud y el estado nutricional de los niños. El documento de debate en cuestión pone en evidencia la oportunidad única que las escuelas tienen para mejorar la nutrición mediante un enfoque sistémico y multisectorial. Confluyen razones sociales, sanitarias, económicas y éticas en las escuelas. Considerar a las escuelas como un sistema alimentario de mejora de la nutrición permite comprender cuáles son las intervenciones que deben implementarse y combinarse para garantizar los mejores resultados, dentro de las posibilidades, en materia de nutrición para los niños escolarizados, sus familias y comunidades, tanto para hoy en día como para el futuro.

El equipo de redacción también recibió información externa. Entre quienes aportaron datos, se incluye la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Global Child Nutrition, el Partnership for Child Development (PDC), el Banco Mundial y Catholic Relief Services. Se destaca la manera en que el proceso de elaboración del documento llevó
al tema de la política a la práctica.

Resulta fundamental reconocer los múltiples beneficios de los alimentos basados en las escuelas y las intervenciones nutricionales, como las comidas escolares. Los potenciales beneficios de las comidas escolares sobrepasan la salud y la nutrición, desde un mayor acceso a la educación hasta protección social y desarrollo rural agrícola. Numerosos estudios han documentado la manera en que las comidas escolares contribuyen con una mayor matriculación y asistencia escolar. En algunos contextos, los programas de comidas escolares desempeñan un papel fundamental para garantizar la educación de estudiantes en riesgo, como lo son las niñas. Entre las principales razones por las que los países invierten en programas de comidas escolares, se mencionan estos beneficios.

En medio de los cambios en el panorama de la nutrición, es necesario replantear y reafirmar el papel que desempeñan las escuelas para mejorar la salud y el estado nutricional de los niños. El presente documento sostiene que las escuelas representan una plataforma única para concretar múltiples beneficios para los niños y sus comunidades, y contribuir a la consecución de los ODS. Asimismo, las escuelas pueden ejercer su influencia más allá de la población estudiantil, ya que constituyen la base de la participación para maestros, padres y otros miembros de la comunidad. La intervención puede potenciar el desarrollo de la comunidad, generar protección social y empoderamiento económico, lograr que los sistemas agrícolas produzcan alimentos diversos y nutritivos, promover hábitos saludables y duraderos, y abordar problemas básicos de salud, higiene y sanidad que afectan el bienestar. Al brindar mejores condiciones sanitarias y de vida, las escuelas tienen el potencial no solo de brindar apoyo a la educación, sino también de respaldar las actividades tradicionales en materia de nutrición en las comunidades y de lograr avances en el desarrollo infantil

Concretar derechos humanos con comidas escolares e intervenciones en materia de nutrición

Las escuelas pueden desempeñar un papel integral en la promoción de los derechos humanos, en particular, respecto del derecho a una alimentación adecuada, el derecho al grado máximo de salud que se pueda lograr y el derecho a la educación. Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), estos derechos son universales, inalienables, indisociables, interdependientes y guardan relación entre sí. La Convención sobre los Derechos del Niño —cuya adopción ya es casi universal— destaca en el Artículo 24 la importancia del suministro de alimentos nutritivos para combatir las enfermedades y la malnutrición.

El Comité de los Derechos del Niño, al interpretar y poner en práctica el Artículo 24 de la Convención en su Observación General n.º 15, sostiene que «Es deseable la alimentación escolar para garantizar a todos los alumnos acceso a una comida completa al día, algo que, además, puede elevar la atención de los niños en aras del aprendizaje y aumentar la matrícula escolar. El Comité recomienda combinar todo esto con educación en materia de nutrición y salud, lo cual incluye la creación de huertos escolares y la capacitación del personal docente para fomentar la nutrición infantil y los hábitos alimenticios saludables.”

 

Descargue el documento de debate: English

Post A Comment

No Comments