SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Socios esenciales formalizan el compromiso de trabajar juntos en favor de la seguridad alimentaria y nutricional en África

Socios esenciales formalizan el compromiso de trabajar juntos en favor de la seguridad alimentaria y nutricional en África

  |   Red de donantes SUN, Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

En colaboración con la Unión Africana, los líderes de cuatro organismos multilaterales —el Banco Africano de Desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Banco Mundial— convocaron a una reunión de alto nivel con los socios para el desarrollo, el 5 y 6 de agosto en Kigali, Ruanda, con motivo del primer Diálogo sobre el Liderazgo para la Seguridad Alimentaria en África (AFSLD). El evento se centra en buscar formas concretas de fortalecer y acelerar el apoyo a los programas de seguridad alimentaria en África y lograr que la agricultura africana se adapte al cambio climático a través de una mayor coordinación y colaboración.

El sector de la agricultura de África Subsahariana ha crecido a un ritmo veloz como en ninguna otra parte del mundo, ya que de 2000 a 2018 se registró una tasa de crecimiento del producto interno bruto agrícola del 4,6 %. Sin embargo, alrededor del 20 % de la población de África (256 millones de personas) se ubica en la categoría de inseguridad alimentaria grave. La situación está empeorando debido a los efectos negativos del cambio climático y los conflictos. Los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías y las inundaciones, son más frecuentes y prolongados, lo que conlleva un descenso de la capacidad productiva de la tierra y la pérdida del capital natural. Sumado a ello, los productores enfrentan varios riesgos climáticos importantes, en especial, en los sistemas de producción basados en el pastoreo o la agricultura de secano. El efecto real se percibe en el hecho que la producción de alimentos per cápita está mermando debido al rápido incremento de la población, de modo que a una proporción importante de habitantes se les hace cada vez más difícil conseguir alimentos. El número de personas desnutridas en la mayoría de las subregiones no ha dejado de aumentar desde 2014, y si esta tendencia continúa, se perderán los logros que tanto costaron conseguir en los años anteriores.

El evento contó con la presencia de más de 250 encargados de tomar decisiones de alto nivel, como 28 ministros de distintos puntos del continente, ganadores de Premios Nobel, destacados especialistas técnicos de África y representantes de alto nivel de organizaciones internacionales, como la Unión Africana, las comunidades económicas regionales, los organismos de las Naciones Unidas, el Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales (CGIAR), los socios bilaterales para el desarrollo y eminentes personalidades. Al cabo del encuentro, se redactó un comunicado conjunto, en el que se instó a los socios para el desarrollo a que redoblaran sus esfuerzos de coordinación para ayudar a que los países aceleren el progreso hacia la consecución de sus objetivos colectivos de seguridad nutricional y alimentaria, según lo estipulado en el Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África.

 

En vista del carácter urgente de la situación, los socios que asistieron al Diálogo acordaron aumentar la colaboración, incluidas la programación y la planificación conjuntas, la cofinanciación y el financiamiento paralelo, así como las actividades analíticas y de asesoramiento conjuntas a la hora de reparar los problemas sobre la seguridad alimentaria en África en el contexto del cambio climático. Además, convinieron en comprometerse a brindar apoyo técnico y financiero acorde a la dimensión de la problemática de seguridad alimentaria, en emplear su poder de convocatoria para impulsar el financiamiento en favor de la adaptación de los sistemas alimentarios y agrícolas africanos al cambio climático, y en realizar análisis habituales de las tareas conjuntas para evaluar el progreso en las medidas técnicas, institucionales y políticas acordadas.

A escala técnica, ayudarán a adaptar la agricultura de África al cambio climático, aumentarán el acceso de los productores a tecnologías inteligentes desde el punto de vista del clima y a mercados formales de productos y alimentos básicos, respaldarán las inversiones en los agronegocios y construirán sistemas alimentarios eficaces que mitiguen el hambre y proporcionen oportunidades de subsistencia e ingresos inclusivas. A escala institucional, acordaron profundizar la colaboración con la Unión Africana, las comunidades económicas regionales, los gobiernos nacionales, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades científicas y de conocimientos en aras de unificar los enfoques y los resultados, reducir la duplicación e incrementar las repercusiones a gran escala. Por último, a nivel político, ayudarán a que los países africanos alineen las políticas agrícolas nacionales con las metas de adaptación al cambio climático y los apoyarán en la adopción de las políticas y los programas climáticamente inteligentes para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional.

Más información

Socios esenciales para el desarrollo de África formalizan su compromiso de trabajar juntos en favor de la seguridad alimentaria y nutricional en tiempos del cambio climático (en inglés)

 

Post A Comment

No Comments