Home / Actualizaciones / Tisungeni Zimpita, embajadora de la nutrición SUN: “Para estimular la nutrición mundial, hay que proporcionarles más herramientas a los promotores locales”

Tisungeni Zimpita, embajadora de la nutrición SUN: “Para estimular la nutrición mundial, hay que proporcionarles más herramientas a los promotores locales”

  |   Blogs

Articulo redactador por Andrew Green, publicado en Malnutrition Deeply 


Tisungeni Zimpita encabezó una de las primeras medidas nacionales para coordinar a las organizaciones a fin de que se centraran en la nutrición, lo que le confirió el título de embajadora de la nutrición SUN. En la siguiente entrevista, nos cuenta algunas lecciones que aprendió gracias a su trabajo.

TISUNGENI ZIMPITA, la premiada embajadora de la nutrición, sostiene que los activistas locales necesitan más información sobre la cantidad exacta de dinero que deberían solicitarles a sus gobiernos nacionales para poder alcanzar los objetivos internacionales de nutrición.

Zimpita fue nominada ganadora del título embajadora de la nutrición del Movimiento para el fomento de la nutrición (Movimiento SUN) 2017 por su labor en Malaui a la hora de organizar grupos de la sociedad civil para exigir medidas coherentes relativas a la nutrición y luego lograr que se cumplieran. Asimismo, ha trabajado con los encargados de formular políticas para que la nutrición formara parte de la agenda. «Cuanto más específica sea la información sobre el país, más contundentes serán las exigencias de los promotores», aseveró.

Esa experiencia le sirvió para prepararse para desempeñar el papel actual en la oficina de alianzas y comunicaciones de promoción de la iniciativa Líderes Africanos de la Nutrición del Banco Africano de Desarrollo.

Zimpita fue una de las embajadoras de la nutrición que asistió al Foro sobre Alimentación EAT en Estocolmo del mes pasado para debatir sobre las maneras de crear una dieta saludable y sostenible a largo plazo. En su diálogo con Malnutrition Deeply se refirió a lo que había aprendido, tanto en el Foro como en su trabajo en Malaui.

Malnutrition Deeply: ¿Cuál fue el aspecto más destacado del Foro sobre Alimentación EAT?

Tisungeni Zimpita: En la comunidad de nutrición, siempre hablamos de la necesidad de poner fin a las divisiones sectoriales. Es decir, de empezar a hablar con las personas ajenas a la nutrición porque este es un tema que repercute en muchos otros sectores. El Foro ofreció la oportunidad de hacerlo. Se habló mucho de tender puentes entre la nutrición y el sector privado. Tuvimos la posibilidad de ver cómo encajan las diferentes piezas del rompecabezas.

Malnutrition Deeply: ¿Hubo algo que la haya sorprendido?

Tisungeni Zimpita: Creo que, en especial, con el cargo que ocupo ahora en el Banco Africano de Desarrollo, estamos hablando de las “5 prioridades”, que básicamente marcan la dirección estratégica que el Banco está tomando de aquí en más. Una de ellas es Alimentar a África. Entre las distintas prioridades, Alimentar a África tiene en cuenta la cadena de valor de los alimentos desde la producción hasta el lugar donde se los consumen. Siempre centré mi atención en los niños menores de 5 años. ¿Cuáles son las intervenciones que existen para que puedan desarrollarse? Se trata más bien de lograr responder a este interrogante dentro de la cadena de valor, del lugar que ocupa la nutrición y cómo podemos integrar todos estos componentes.

Malnutrition Deeply: ¿Puede contarnos sobre su trayectoria laboral y qué la llevó a Estocolmo?

Tisungeni Zimpita: Me uní al Movimiento SUN en 2013 en Malaui. Mi primera tarea consistió en reunir a los diferentes tipos de organizaciones y formar una alianza para la promoción. Era algo que nunca se había hecho, en especial, en el campo de la nutrición.

Cuando me uní, creo que solo teníamos unas 20 organizaciones y, sobre todo, eran organizaciones internacionales. El número aumentó para 2017, ya que contábamos con unas 108 organizaciones. Mi tarea era coordinar estas organizaciones para poder contar con una agenda común de nutrición, ya sea que se trate de actividades de promoción o de ejercer presión para una política específica que incluyera más a la nutrición.

Durante el tiempo que me desempeñé como coordinadora de la sociedad civil, trabajé mucho con los parlamentarios. Creo que todo surgió a partir de los compromisos “Nutrición para el Crecimiento” que se asumieron en 2013 en Londres. Malaui era uno de los países que en realidad había asumido el compromiso financiero de aumentar los fondos o las asignaciones dentro del presupuesto en porcentajes específicos.

Personalmente, me pregunté “cómo íbamos a hacer el seguimiento correspondiente en nuestro gobierno”. No solo pensé en el seguimiento y en cómo lograr que rindieran cuentas, sino también en cómo brindarles el apoyo para que pudieran cumplir el objetivo y mantener el compromiso. Trabajamos mucho con los parlamentarios y, al principio, teníamos unos 12 embajadores de la nutrición, que eran parlamentarios.

Formamos a unos 20 parlamentarios por año en análisis presupuestario porque eso era un asunto distinto. Aunque eran parlamentarios, tenían que entender un presupuesto y cómo hablar de las asignaciones presupuestarias cuando estuvieran en el parlamento o cuestionar ciertas cifras si carecían de sentido.

Malnutrition Deeply: ¿Cuáles fueron sus logros legislativos y políticos?

Zimpita: La nutrición siempre se pierde dentro de los ciclos políticos. Llega un nuevo presidente, demuestra mucho interés por la nutrición. Luego viene otro y no sucede lo mismo, y entonces todos los logros que se habían conseguido se pierden. Luego hay que volver a ocuparse de todas las actividades de promoción otra vez. Sin embargo, uno de los puntos que para nosotros fue una prioridad y una dirección estratégica fue asegurar que se incluyera a la nutrición en el Plan Nacional de Desarrollo.

Y Malaui acaba de lanzar esta política nacional de nutrición en la que se viene trabajando desde hace un tiempo. Me alegré de que la alianza de la sociedad civil haya jugado un papel en este proceso.

Malnutrition Deeply: ¿Cuáles fueron las principales lecciones durante su trabajo como coordinadora?

Zimpita: Tuve dos audiencias con el ministro de Hacienda para hablar de nutrición. Creo que la primera fue bastante interesante, porque fue muy breve, por lo que realmente tuve que practicar lo que iba a decir.

La segunda vez fue una audiencia más prolongada. Dentro del proceso de revisión presupuestaria, donde el ministro realmente habla del presupuesto de las diferentes regiones del país, logramos que participaran nuestras organizaciones miembros e hicieran las preguntas pertinentes sobre el proceso presupuestario. Creo que quizás esto lo molestó y nos dijo algo así como: “Está bien, les voy a dar una audiencia ahora”.

Fue una conversación bastante interesante con los ministros, en especial, con el ministro de Hacienda. Ahora llamamos su atención. Ahora tenemos que mostrarle los datos y las cifras. Este es uno de los desafíos dentro de la nutrición: aunque nos haya ido muy bien cuando les contamos a las personas cuales son las intervenciones rentables, creo que lo que nos falta son las cifras exactas de cada país. Sé que hay una cifra mundial, pero no de cada país, para que se sepa la cantidad exacta de dinero que se debería asignar a la nutrición, si se pretende alcanzar las metas de la Asamblea Mundial de la Salud.

Si uno habla con los ministros de Hacienda, quienes tienen tantas prioridades, es importante ser precisos con el porcentaje específico que se necesita para hacer frente o, incluso, reducir la malnutrición por completo.


 

Post A Comment

No Comments