SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / «Se necesita un mayor compromiso político para reducir la malnutrición», dice el Director de la Fundación Gates

«Se necesita un mayor compromiso político para reducir la malnutrición», dice el Director de la Fundación Gates

  |   Blogs, Red de donantes SUN, Secretariado y Grupo líder del Movimiento SUN

IMG_1226

Acerca del autor: Shawn Baker es el Director de Nutrición de la Fundación Bill y Melinda Gates. También es Presidente del Comité Ejecutivo del Movimiento SUN.

Dice que el fuerte compromiso político y el uso de recursos destinados a aquellos que los necesitan puede cambiar el panorama sombrío de la nutrición en cualquier país que esté progresando a nivel económico, tal como Brasil le ha demostrado al mundo.

Brasil es un ejemplo mundial de cómo redujo el retraso en el crecimiento en un 80 por ciento en una generación.

El Director de Nutrición dio una entrevista a bdnews24.com en Daca después de haber arribado a Bangladesh el sábado, 20 años después de haber ocupado el cargo de director nacional de Helen Keller International en Daca desde 1994 hasta 1996.

Llegó para asistir a la reunión del directorio de la Alianza Mundial para la Mejora de la Nutrición (GAIN) y también para conocer los programas de los fondos de la Fundación Gates en Bangladesh.

Bangladesh ha obtenido el reconocimiento mundial por reducir la mortalidad de madres y niños; sin embargo, la situación no es satisfactoria en lo que se refiere a la nutrición.

El índice actual de retraso en el crecimiento en niños menores de cinco años de edad es del 36 por ciento, un índice que permaneció por mucho tiempo por encima del 40 por ciento.

A medida que crece la economía, los nutricionistas se lamentan de que este crecimiento no se refleje en los resultados nutricionales.

«Es un asunto presupuestario si el gobierno decide utilizar el desarrollo económico para reinvertir en los habitantes o no», dijo Baker.

«Necesitan prácticas de lactancia y de alimentación complementaria (alimentos caseros que se incorporan después de los seis meses de edad junto con la lactancia). Necesitan un programa de enriquecimiento de los alimentos y los ingresos de las madres para una buena nutrición».

Expresó que el ingreso de las madres es importante ya que las mujeres se preocupan más por sus hijos que los hombres.

La Fundación Gates provee fondos para muchas investigaciones y proyectos únicos que se enfocan en la nutrición en Bangladesh, un país destinatario de estos fondos de caridad.

Las lecciones que surgieron del proyecto de «Alive and Thrive» se están reproduciendo en otros países.

El proyecto ha tenido un gran impacto en el aumento de las prácticas de lactancia exclusiva y alimentación complementaria en Bangladesh, como lo ha demostrado la Encuesta Demográfica y de Salud del año pasado.

«Este éxito se está repitiendo en otros países», dijo Baker, ya que la Fundación Gates cuenta con proyectos de nutrición en India, Nigeria, Burkina Faso y Etiopía.

Identificó cuatro palabras claves «fundamentales» que hacen referencia a los factores que impiden mejorar la nutrición: invisible, huérfano, falta de información y silencioso.

«Para la opinión pública, malnutrición significa un niño gravemente desnutrido. En un pueblo, si un niño tiene poca estatura o si sufre de retraso en el crecimiento, es un hecho que pasa desapercibido. No se considera un problema nutricional.

«Es huérfano porque nadie se responsabiliza de la nutrición: el ministerio de salud, de agricultura o de desarrollo social. Nadie se levanta cada mañana diciendo: «si no lo hago (mejorar la nutrición), voy a perder mi trabajo».

Dijo que la nutrición es silenciosa, ya que aquellos que están en riesgo son los que menos probabilidades tienen de tener representación política. «Los enfermos de VIH tienen representación en el parlamento. Sin embargo, aquellos con retraso en el crecimiento carecen de representación».

Explicó que un entorno político favorable es fundamental y relevante para cualquier país.

En Bangladesh, la nutrición es un área que carece de inversión suficiente dado que el presupuesto total del sector de la salud es inferior al uno por ciento del PIB.

«Tiene que haber un cambio de actitud», dijo Baker.

Considera que los costos de nutrición deben percibirse como una inversión para el futuro del país.

La Fundación Gates, además de fomentar los esfuerzos anteriores, se concentrará en la nutrición materna en su nuevo programa en Bangladesh.

«Si no se aborda la nutrición materna, el bebé nacerá prematuro, lo cual es un daño irreparable que repercutirá en el crecimiento físico y en el desarrollo cognitivo», dijo.

Baker anunció que están dialogando con los niveles más altos del gobierno en diferentes áreas técnicas para trabajar en los obstáculos. Aumentarán sus esfuerzos y ayudarán al gobierno con las intervenciones comprobadas.

Con respecto a la participación del sector privado en la nutrición, Baker dijo que se considera un «pragmático» y que cree que el sector privado «puede hacer el bien y causar daño también».

«El gobierno debe crear un entorno favorable que mejore lo que haga el sector privado y que minimice cualquier consecuencia negativa no intencionada».

La nutrición es un objetivo independiente de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible. Dijo que la comunidad internacional manifestará su compromiso en la cumbre de Nutrición para el Crecimiento, que se llevará a cabo el próximo año en Brasil, para hacer realidad el objetivo de nutrición en los ODS.

«Espero que Bangladesh también pueda comprometerse».

El artículo se publicó originalmente en BDnews24.com. Vea el artículo original.

Post A Comment

No Comments