SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Un proyecto con fines de lucro ha mejorado la nutrición en Ruanda

Un proyecto con fines de lucro ha mejorado la nutrición en Ruanda

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN

* Artículo publicado originalmente por el Banco Mundial


En 2019 se publicaron no menos de siete informes institucionales y académicos sobre los sistemas alimentarios mundiales sostenibles. Nunca se ha prestado tanta atención al papel que desempeñan nuestros sistemas alimentarios en la protección de la salud de las personas y de nuestro planeta.

Sin embargo, todos los informes llegan a la misma conclusión: que nuestros sistemas alimentarios actuales son insostenibles desde el punto de vista medioambiental, nutricional y de los recursos.

Tras decenios de disminución constante, la tendencia del hambre en el mundo se ha revertido. Mientras los líderes mundiales acuden a la Ciudad del Cabo con motivo de la reunión regional africana del Foro Económico Mundial, sabemos que el hambre aumenta en casi todas las subregiones de África. Con más de 820 millones de personas en el mundo aún hambrientas, alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible de hambre cero para 2030 está empezando a parecer una tarea titánica.

Más de 250 millones de personas están desnutridas en África y, por consiguiente, son vulnerables a enfermedades, presentan deficiencias y son propensas a sufrir retraso en el desarrollo que inhibe todo su potencial. Los costos económicos a largo plazo son abrumadores: esto debe cambiar.

Dado que se espera que los efectos del cambio climático afecten aún más negativamente a la producción mundial de alimentos en las próximas décadas, será vital que se trabaje de manera mancomunada. El sector público debe centrarse en políticas económicas y sociales que funcionen para todos. Por su parte, el sector privado debería desarrollar una agricultura más eficiente y regenerativa, que permita proteger más el suelo y la biodiversidad y reducir aún más la pérdida de alimentos y los residuos.

Ante este panorama desolador, la noticia positiva es que sabemos cómo invertir la tendencia del hambre y la malnutrición en África. Royal DSM, junto con nuestros socios de Africa Improved Foods (AIF), ha demostrado que las inversiones en agricultura y en la elaboración local de alimentos funcionan. AIF es una nueva asociación multisectorial, público-privada, que está alimentando al pueblo de Ruanda y, al mismo tiempo, generando crecimiento económico.

Esta es la primera gran asociación público-privada dedicada a combatir el hambre y la malnutrición. Sin embargo, AIF no es una organización benéfica; es una empresa mixta con fines de lucro con accionistas de los sectores público y privado. Con una inversión de USD 70 millones, AIF beneficia a más de 2 millones de niños y niñas de Ruanda con una mejor nutrición, gracias a la cooperación de los pequeños agricultores, los Gobiernos, los donantes y los socios privados.

AIF compra cultivos básicos de producción local a más de 24 000 pequeños agricultores, que en su mayoría son mujeres, a precios que garantizan un ingreso predecible. Los cultivos se procesan en la fábrica de AIF en Kigali y se distribuyen a todo el país.

Un estudio independiente realizado por la Universidad de Chicago estima que de 2016 a 2031, AIF generará USD 756 millones para la población de Ruanda. Después de dos años de funcionamiento exitoso, es el momento de replicar este modelo en todo el continente.

>

Post A Comment

No Comments