SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Una evaluación de las capacidades en materia de nutrición impulsa medidas multisectoriales para paliar la grave situación de la nutrición en el Chad

Una evaluación de las capacidades en materia de nutrición impulsa medidas multisectoriales para paliar la grave situación de la nutrición en el Chad

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

* Artículo publicado originalmente por la Red de las Naciones Unidas para el SUN

©UNICEF/Vincent Tremeau

Las estadísticas de nutrición del Chad son alarmantes. Según el informe de 2018 sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo (SOFI), el retraso en el crecimiento infantil en el Chad (39,9 %) está en aumento y supera con creces el nuevo umbral establecido para “muy alto” (30 %), que utilizan la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). En algunos países, la prevalencia del retraso en el crecimiento sobrepasa el 50 %. La tasa de lactancia materna exclusiva, una de las medidas más efectivas de nutrición, se ha desplomado hasta llegar al 0,1 %. Si bien los niveles de sobrepeso y obesidad son bajos, se informó un ligero incremento en la prevalencia de la obesidad en la población adulta, lo que complica aún más la situación. ¿Cómo es posible esto dada la atención que el Gobierno del Chad le ha prestado a la nutrición en los últimos años y la incalculable asistencia externa que ha recibido?

La alta exposición del país a las condiciones climáticas extremas, así como los conflictos contribuyen a los elevados niveles de malnutrición (SOFI 2018). Estas perturbaciones menoscaban las iniciativas continuas destinadas a mejorar la seguridad alimentaria, las prácticas de atención, el acceso a los servicios de salud y agua salubre, así como de saneamiento ambiental. En una evaluación de las capacidades en materia de nutrición, que contó con el respaldo de la Red de las Naciones Unidas (nutrición) y REACH (iniciativa Esfuerzos renovados contra el hambre y la desnutrición infantil), se esclareció un poco más la situación. De muchas maneras, el ejercicio de evaluación de las capacidades refleja el incremento progresivo en las medidas tendientes a corregir la situación de la malnutrición en el país, en aras de mejorar la gobernanza de la nutrición y estimular un enfoque multisectorial que aborde las causas de la malnutrición en todos los ámbitos.

La evaluación transcurrió durante un período de tres meses, lo que permitió que los consultores hablaran con los distintos participantes. El facilitador de REACH jugó un papel esencial en la promoción del estudio, que se financió gracias a los fondos de REACH. Al principio, la idea se expuso ante los puntos focales de la Red de las Naciones Unidas y el punto focal SUN, quienes participaron activamente durante todo el proceso, y se buscó conseguir el compromiso de los sectores. Además, el Secretariado de la Red de las Naciones Unidas colaboró con el facilitador, otorgándole material de evaluaciones similares de otros países (por ejemplo, Burkina Faso, Lesoto y Senegal).

En forma de un estudio cualitativo, se recopiló información a través de una investigación bibliográfica, entrevistas a informantes claves y grupos de discusión con los representantes del gobierno y las redes SUN correspondientes, incluida la Red de las Naciones Unidas. El equipo de evaluación midió las capacidades en cuatro áreas estratégicas: 1) la integración de la nutrición en cuatro sectores principales; 2) el entorno propicio; 3) el desarrollo de capacidades; y 4) la promoción, las comunicaciones, los datos y el establecimiento de contactos. Asimismo, tuvo en cuenta los once pilares de la Política Nacional de Nutrición y Alimentación (PNNA) 2014-2025; y considerando que constituyen las tareas del Comité Técnico Permanente de Nutrición y Alimentación (CTPNA), deben ser una parte integral de la evaluación.

El estudio se centró en las capacidades funcionales del Comité Técnico Permanente de Nutrición y Alimentación, que dirige el punto focal SUN y cuenta con el respaldo de ocho redes SUN*. Además, también englobó a los comités de alimentación y nutrición recientemente establecidos en las cinco regiones, Guéra; Logone Occidental; Ouaddaï; Tandjilé y Wadi Fari, y tuvo en cuenta sus respectivas capacidades de planificación, manejo y coordinación de las medidas de nutrición. La evaluación no solo permitió identificar una serie de necesidades en materia de desarrollo de capacidades, sino también registró las fortalezas y los logros.

Esto permitió que los actores nacionales aprovecharan estas fortalezas a la hora de enfrentar los desafíos actuales. En este sentido, el informe posicionó a los miembros del Comité Técnico como agentes de cambio y destinatarios de las actividades de desarrollo de capacidades, que se detallaron en el plan de desarrollo de las capacidades en materia de nutrición de 5 años.

Entre los principales resultados, la evaluación reveló que la participación sectorial en las reuniones mensuales del Comité Técnico es tan variable como la funcionalidad de los comités regionales de coordinación, así como la magnitud en que la nutrición se institucionaliza en los sectores afines. Se recomendaron medidas para integrar la nutrición en los ministerios competentes, incluso en las políticas sectoriales. Asimismo, se constató que varios actores, como el comité de pilotaje del Comité Técnico y las redes SUN (parlamentarios, sociedad civil y Naciones Unidas), han llevado a cabo muchas actividades de comunicación sobre el carácter multisectorial. Ante este panorama, se recomendó mejorar las comunicaciones internas y externas del Comité Técnico a fin de aprovechar la capacidad de sus miembros para institucionalizar aún más la nutrición dentro de los sectores de la salud, la educación, la agricultura y el agua, saneamiento e higiene (WASH).

En general, el estudio determinó que el país ha hecho grandes avances para crear una base sólida en lo que respecta a los marcos de gobernanza de la nutrición, la arquitectura de coordinación y el compromiso político para combatir la malnutrición en el país. Se precisan otras medidas, que incluyen las actividades de desarrollo de capacidades para formalizar el modus operandi del Comité Técnico, así como la articulación de una visión estratégica de los comités regionales de nutrición y alimentación, a fin de convertir esta teoría en acciones concretas. Desde esta perspectiva, las plataformas de coordinación de la nutrición estarán mejor preparadas para aplicar la Política Nacional de Nutrición y Alimentación y el correspondiente Plan Intersectorial de Nutrición y Alimentación (PAINA) en todos los niveles. Los actores nacionales reconocieron la utilidad del ejercicio, puesto que suministró un diagnóstico específico del contexto y opciones de soluciones prácticas. Gracias al apoyo de la Red de las Naciones Unidas y REACH y los fondos generosos de la Unión Europea, se presentó un mapeo de medidas y actores involucrados en la nutrición el 10 de diciembre de 2018 con el fin de determinar los niveles de cobertura de las medidas básicas de nutrición. El mapeo permitirá desarrollar aún más la capacidad del gobierno para coordinar mejor las medidas de nutrición entre los distintos sectores y actores involucrados con miras a lograr objetivos comunes de nutrición.

*Nota: Estas redes SUN incluyen: 1) la Red de las Naciones Unidas; 2) la Red de la sociedad civil; 3) la Red de donantes; 4) la Red de empresas; 5) la Red de parlamentarios; 6) la Red de científicos; 7) la Red de periodistas; y 8) la Red de embajadores.

Lea el informe de la evaluación de las capacidades en materia de nutrición del Chad.

Post A Comment

No Comments