SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Viaje de aprendizaje sobre la seguridad alimentaria

Viaje de aprendizaje sobre la seguridad alimentaria

  |   Blogs

Para leerlo como si fuera un viaje en autobús, a veces rápido, a veces lento, a veces con conmociones, a veces sin sobresaltos, pero interminable porque el autobús debe continuar su marcha.


Miércoles 29 de octubre

Adís Abeba, Hotel Intercontinental, temprano en la mañana, saludo a todos, a los nuevos y viejos colegas de las embajadas y La Haya, todavía en la mesa de desayuno. Todos se suben al autobús. Simone y Herman S., facilitadores joviales, adelante. Nani y yo nos sentamos en la segunda fila detrás de Tina, nuestra guía. El autobús inicia su marcha. Cuando disminuyen las sacudidas y los movimientos del autobús y el vehículo se mueve a un ritmo constante es hora de un saludo de bienvenida. No hay micrófonos, los oradores se paran en el medio del autobús para que los puedan escuchar.

Wijnand IJ. explica por qué estamos en el autobús. Ronda de presentación. Herman S. nos pone bajo el hechizo del Recorrido mágico y misterioso. Digo unas pocas palabras sobre Etiopía y su historia, pero antes de desviarme demasiado, me recuerdo que debo explicar los tres pilares del programa de la Embajada del Reino de los Países Bajos en Adís Abeba. A continuación, el Dr. Amsalu ofrece una presentación sólida sobre el proyecto del sector de las semillas. Sólo puedo escuchar la mitad de lo que dice ya que gira su cabeza hacia la parte delantera y trasera del autobús cuando su voz se pierde entre los ruidos del vehículo. Leo sus notas para completar la información.  Adís Abeba está detrás nuestro. A nuestro alrededor, podemos apreciar el tef amarillo y ondulante, los campos de cebada y trigo que se entremezclan con los verdes prados. Cumbres arboladas. Nos detenemos al borde de la carretera. El sol es cálido, la brisa fresca. Observamos los campos cultivados por los miembros de una cooperativa productora de semillas. Cruzamos la cuneta al costado de la carretera para ver el tef que cultivan. Las semillas todavía están verdes y son pequeñas. Algunos miembros se han reunido cerca del sembradío. Realizamos preguntas, se traducen y escuchamos sus respuestas. Aprendemos que agrupan sus tierras sin otros campos de tef alrededor. Por lo tanto, no hay polinización cruzada no deseada. Campos de garbanzo al otro lado de la carretera. Las rotaciones también son importantes. ¿Cuáles son las ganancias? Algunos miembros compraron tractores. Próxima parada. Un recinto cercado con grandes cobertizos y un edificio con oficinas. Presentación del Dr. Amsalu. Las presentaciones del comité de gestión de la cooperativa son breves. En oromo. El Dr. Amsalu traduce por error al amárico en vez de al inglés. La gente se ríe y él también. Visita a la oficina. Hojas con información y cifras en la pared. Tendencias positivas.  Se utiliza un bastón para señalarlas durante la presentación. Dos trofeos sobre un escritorio, premios por los excelentes logros de la cooperativa. Nos dirigimos al cobertizo grande que tiene un tamizador de semillas y una máquina de limpieza. Valor añadido para la cooperativa. Ahora vamos a los detalles: ventas, nichos de mercado, envoltorios, subvenciones y derechos de propiedad intelectual. Las cooperativas pagan tasas de interés más bajas que las empresas en Etiopía. ¿Qué se puede decir con respecto al género? Dicen que detrás de cada hombre hay una mujer.

La visita concluye con una foto grupal con los miembros de la cooperativa en medio de un campo de maíz. Llegamos a Adama o Nazret en amárico. Nos bajamos en un hotel con una amplia sala. Nos dirigimos directamente a la sala de reuniones. Joep nos cuenta que el enfoque sectorial se implementa donde está presente la energía y que el «segmento intermedio no atendido» necesita más atención. Grupos de trabajo. Estoy con Worku y Marcellin en un grupo. ¿Enfoque sectorial en Benín? No hay ninguno. Todo lo contrario. El gobierno no está favoreciendo al sector del algodón; se le niega cualquier rol al sector privado.  La plenaria tiene mucho que ver con los indicadores de resultado. ¿Tenemos grupos objetivo? Sí, los niños son nuestro principal grupo objetivo. Los indicadores de nutrición en el marco de resultados están relacionados con ellos. Por lo tanto, ha llegado el momento para nuestra nutrición. Almuerzo, injera.. Después del almuerzo, nos sentamos para tomar un café. La dama enciende el incienso, el café está hirviendo en una pequeña cocina, pero tenemos que marcharnos: para discutir sobre la gestión temática. Primero, Wilma presenta los principios de organización. ¿Qué debe conducir la asignación de presupuesto? (¿Y quién?) A continuación, Reina presenta un informe sobre el debate actual en La Haya: de la gestión basada en los resultados a la gestión orientada hacia los resultados y análisis global versus experiencia nacional. Luego, Tom nos conduce por los pasillos de Mozambique y Caro hace lo mismo a través del enfoque basado en el área en Malí integrando el agua y los mercados. Hora de partir, pero nuestro autobús se ha marchado con Tina y todos. Llamadas telefónicas. Finalmente, descubrimos que el autobús tuvo un pequeño accidente al tratar de conseguirnos un micrófono. Ahora demorados por la policía. Realizamos el resto de las sesiones en el patio del hotel. Se sirve cerveza. Melle habla sobre el programa de lácteos en Kenia que beneficia a los pequeños y grandes productores del mismo modo con una gran experiencia e iniciativa incorporadas. Posteriormente, Ferko nos aconseja que no debemos exigir tan poco (como nuestros resultados). ¿Pero en qué punto de la teoría de cambio se encuentran la concientización y el cambio de comportamiento? Hora de la cena: Un colega está muy cansado y se duerme con la cabeza apoyada sobre la mesa. Después de la cena, Laurent y yo hablamos sobre Bangladesh. Llega un nuevo autobús y finalmente partimos. Es tarde. Trato de dormir. Me resulta difícil ya que tengo poco espacio para ubicar mis piernas.  Llegada a Haile Resort en Ziway a medianoche. Recojo una llave, subo las escalera y me voy a la cama.


Jueves 30 de octubre

Me levanto y analizo las anotaciones. Desayuno. Hablo con Rose y prometo enviarle la nota de orientación de Bangladesh sobre el informe de resultados. Me subo al autobús. Por el Gran Valle del Rift: sabana con acacia con coronas amplias y planas. Se pone caluroso en el autobús. Encienden el aire acondicionado. Confesiones individuales en público sobre lo que aprendimos ayer. A continuación, Worku explica la estrategia de la Embajada del Reino de los Países Bajos en Adís Abeba utilizando camiones cisterna y lanchas motoras, presentando una lancha en especial: el proyecto CASCAPE, que luego describirán en más detalle los gerentes de CASCAPE, Remko y Eyasu. Uno de sus mensajes: fomentar las buenas prácticas agrícolas comprobadas requiere un envío de mensajes adecuado. En Shashamane giramos al este; la carretera está en ascenso nuevamente y nos trae de vuelta a Dega. A nuestro alrededor podemos apreciar tierras de cultivo con cereales y frijoles cercadas por árboles del caucho y erythrina, y plantaciones de plátanos… sin plátanos. El último tramo es una carretera de barro. La marcha es lenta y el conductor demasiado precavido, aún así, hace que el autobús se incline innecesariamente. Preferimos caminar hasta que nos recojan los minibuses de la Universidad de Awasa que nos llevan a Kofele. Un extenso campo con pasto. Los productores se sientan en hileras de bancos. La prensa también está allí con cámaras. «Bienvenidos a la Región de las Naciones del Sur», dijo el Comisionado de Distrito. Hay carteles grandes y claros que nos informan sobre las actividades del proyecto. Los observamos uno por uno: buenas prácticas de cebada maltera, trigo, habas (faba), cría de cabras, nutrición. El cultivo de catha edulis (qat) está aumentando aquí; es más rentable que el café. Es el negocio del hombre, por lo tanto, es perjudicial para la seguridad alimentaria. Los estudiantes de doctorado encontraron una solución: el cultivo intercalado con cultivos alimenticios.

 
A continuación, visita a los campos de faba y cebada. La pareja de productores explicó cómo pudieron enviar a su hijo a la universidad. De regreso al lugar de reunión. Viandas para el almuerzo. Hamburguesas o comida rápida (sin carne). También pruebo las raíces de ensete, el plátano sin plátanos. En un recinto cercado nos encontramos con mujeres con ovejas y los carneros que rentan para que se reproduzcan las ovejas. Dos hombres se vuelven el centro de atención, fueron galardonados por seguir minuciosamente el consejo del servicio de extensión. Me estoy quemando con el sol. Momento de partir. Paso por el mercado de la ciudad: carros tirados por caballos, comerciantes con sus mercancías en el suelo, mantones coloridos agitándose en el viento y cientos de rostros inquisitivos. Una parada más. No tengo tiempo de escuchar lo que el productor está explicando. Los medios de comunicación me apartan para entrevistarme. ¿Cuál es mi opinión sobre lo que vi aquí hoy? ¿Para qué más ofrecerán apoyo los Países Bajos? De vuelta al autobús. Niños pequeños que piden botellas de agua. Durante el viaje, hablo con Rose y Remko sobre europeos y erythrina. Finalmente, conseguimos un micrófono. A continuación, llegamos a Savanna Lodge a orillas del Lago Langano.

 
Le saco fotos a las acacias que se encuentran alrededor de la portería. Todavía reconozco muchas de ellas. Nos sentamos bajo una estructura abierta con techo de paja que mira hacia el lago. Apenas podemos ver la orilla al otro lado del lago a través de la neblina. Debajo de mí, una familia está realizando una sesión de fotos. Una nueva serie de presentaciones. Laurent expone sus ideas sobre las intervenciones, el autodesarrollo y la fluidez. Brechtje nos lleva a los Grandes Lagos, a la virtud de los análisis de sistemas para entender el conflicto y la seguridad alimentaria como un medio más que como una meta (para alcanzar la estabilidad) y Caro a lo que se puede hacer si hay que trabajar «de forma indirecta» en seguridad alimentaria, en Ruanda, porque el gobierno le ordenó a la embajada que no se involucre en la producción. A continuación, tenemos que formular declaraciones y formar grupos para discutir sobre ellas. Apoyo la declaración de Melle porque él cree que el programa CASCAPE es bueno para Kenia también (prácticas validadas objetivamente). Cena. Elinese une al grupo. Hablamos sobre Indonesia, Vietnam, Guatemala, aunque no mencionamos la seguridad alimentaria. De vuelta a Ziway. ¿Quién quiere dar un paseo en bote mañana? Sólo hay diez lugares. Nani y yo somos residentes, no nos anotamos. De regreso a Haile Resort. Laurent y yo hablamos un poco más sobre Bangladesh.


Viernes 31 de octubre

Todavía está oscuro. Escucho que mi vecino se va al paseo en bote. Me levanto para ir a dar un paseo. El sol va apareciendo sobre las montañas al otro lado del lago. Sigo un sendero hacia la orilla del lago. Está muy mojado. Decido regresar. Más arriba del lago veo un grupo numeroso de lo que parecen ser pájaros muy grandes. Voy hasta el sitio para comprobarlo. Encuentro pájaros grandes de verdad, muchos de ellos: Marabús africanos trotando en la orilla y pelícanos caminando por la parte playa del lago de forma gregaria cerca de la costa. No solamente hay pájaros aquí. La gente se traslada con cestas de pescados. Vienen de un sitio de amarre con pequeños botes anclados en él. Aquí, los hombres llevan el pescado fresco a la orilla y lo limpian en el acto. Nadie me está prestando atención. Todos están mirando el pescado. Los grandes pájaros esperan pacientemente su parte de la pesca, que vendrá después de la limpieza. Camino de vuelta al hotel. Wijnand M. y Simone están parados a orillas del lago. Estoy sorprendido de ver a Simone. Resultó ser que se quedó dormida y se perdió el paseo en bote. El bote regresa. Todavía quiere ir, aún hay tiempo, y le pide a Wijnand M que la acompañe. Rechaza la invitación cortésmente. Me ofrezco a acompañarla. El barquero enciende el motor y partimos hacia la gran expansión de agua. Una bandada de pájaros blancos nos sigue en la estela, zambulléndose en el agua de vez en cuando. Estamos en compañía de la Santa Virgen, cuya figura está pintada en la proa. Navegamos hasta una de las islas y dimos una vuelta por allí. La pequeña isla está llena de pájaros: plateínos, ardeidas, alcedinos, tresquiornitinos y muchas otras especies. El pájaro que se parece a un cormorán abre sus alas para secar sus plumas.

Volvemos a tierra firme donde todavía tengo tiempo para desayunar rápidamente antes de que comience la sesión de ayuda al comercio. Nos sentamos en el jardín de la sala de reuniones. Hans llega justo a tiempo para su presentación. Aquí también hay pájaros. Podemos ver cómo el excremento de uno de ellos cae sobre el hombro de Wilma. Miro hacia arriba: Estoy sentado sano y salvo debajo de un paraguas. Desde aquí nos dirigimos hacia el campo de rosas. Frank Ammerlaan de Ammerlaan’s Quality Roses, una de las compañías que funciona en un gran complejo de invernaderos, nos dio la bienvenida. «¿Son todos colegas de Hans?», preguntó. Nos dice que, generalmente, las mujeres trabajan mejor que los hombres, que son más responsables. Le hago una pregunta como «explorador de la nutrición». Su respuesta es que AQ Roses no les da viandas para el almuerzo a sus trabajadores por las complicaciones que podrían surgir a partir de las distintas prohibiciones religiosas en las dietas de los trabajadores. Al comienzo, había momentos en que algunos trabajadores nuevos se desmayaban debido a la desnutrición. Esto ya no sucede. Visitamos el invernadero. Pequeños bichos de una bolsita ayudan a la compañía a eliminar los hongos, comiéndoselos. Mientras tanto, las mujeres quitan las hojas muertas de los arbustos para evitar que se propaguen pestes y enfermedades. Nos dirigimos a una sala donde se preparan las flores para ser exportadas. Se deben clasificar, cortar y arreglar las flores. Se colocarán las flores en un congelador para enviarlas la mañana siguiente al aeropuerto. Una buena forma de ayudar al comercio según Frank. De regreso a Adís Abeba.

Presentación de Kadi sobre un programa bien integrado en Uganda. Subha y Wijnand M. explican cómo abordan la seguridad alimentaria en Territorios Palestinos enfrentando las restricciones causadas/impuestas por los vecinos próximos. La última presentación es la de Marcellin. Trata sobre el desarrollo de un corredor económico hasta Nigeria que involucra a los distritos. Librarse de las «dificultades» en las carreteras es un elemento fundamental del proyecto. A continuación, hablamos largo y tendido sobre cuáles se consideran buenos caminos para ir de la ayuda al comercio o más bien de ayudareintercambiar. Hora del almuerzo. Nos detenemos y nos sentamos afuera. Pero al finalizar el almuerzo no podemos continuar nuestro viaje porque el autobús no arranca. Pánico, llamadas telefónicas. Finalmente Tina anuncia que otro autobús está en camino. Seguimos con nuestro debate en el recinto de un amable vecino hasta que entra un enjambre de abejas. Llega el nuevo autobús. Es nuestro autobús anterior con el primer conductor. Todavía podemos llegar a la embajada a tiempo. Un último toque mágico en nuestro Recorrido mágico y misterioso. Tenemos una sesión plenaria en la sala de reuniones a la que asisten Lidi y Martin. Todos proponen una lección para su propio trabajo y un consejo para La Haya. Wijnand IJ. redondea la sesión y Herman B. moviliza a los voluntarios para que escriban en conjunto los cuatro informes. Cerramos el viaje con una recepción en lo de Lidi donde charlamos y nos relajamos.

Sobre el autor

Jan Willem
Primer Secretario de Seguridad Alimentaria, Embajada de los Países Bajos en Adís Abeba, Etiopía

Post A Comment

No Comments