Perú

Contexto

La Alianza de la Sociedad Civil SUN (ASC) en Perú, conocida como la Iniciativa contra la Desnutrición Infantil (IDI), fue lanzada en 2006 con el fin de promover políticas públicas y acciones dirigidas a reducir la malnutrición infantil y la anemia.

En enero de 2019, las autoridades regionales recién elegidas tomaron posesión para el período 2019-2022, con el desafío de cumplir con los compromisos de nutrición infantil acordados en cada una de sus regiones. Sin embargo, para lograr estos objetivos, era necesario que participaran una serie de actores institucionales y sociales, como las organizaciones juveniles.

También se necesitaba un organismo de coordinación en cada región, con asistencia técnica proporcionada por el gobierno central y otros actores que comparten la responsabilidad en el desarrollo humano. Juntos asumieron la responsabilidad de coordinar y monitorear la implementación de las actividades destinadas a prevenir y reducir la anemia en cada región. Inicialmente, esto fue un desafío para la IDI, ya que necesitaba la participación de diferentes instituciones gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil (OSC) y el público.

Acerca

  • El 100 % de los gobiernos regionales seleccionados tenían planes de implementación establecidos
  • la ASC creó una plataforma de aprendizaje virtual tras el brote de COVID-19

Resultados e impactos clave

El proyecto del Fondo mancomunado identificó brechas en la capacidad, así como en la asistencia técnica que las organizaciones de jóvenes necesitaban para asegurarse de poder participar de manera efectiva en las plataformas regionales.

Con el apoyo del Fondo mancomunado, la ASC estableció un papel para las organizaciones juveniles en el seguimiento del cumplimiento del gobierno regional. Su participación, así como los compromisos de los gobiernos regionales, se formalizaron en los acuerdos de gobernanza 2019-2022.

La IDI tuvo un impacto catalizador en el seguimiento de la inversión pública en el trabajo para abordar la malnutrición en Perú. No solo formalizó una forma de participación de los jóvenes, sino que también demostró la necesidad de asistencia técnica a nivel subnacional en el seguimiento de inversiones.

Los gobiernos regionales colaboraron para cumplir con sus compromisos nutricionales a través de la normativa, que formó parte del Plan Multisectorial de Lucha contra la Anemia (PMLCA). Para marzo de 2020, el 100 % de los gobiernos regionales seleccionados tenían planes de implementación del PMLCA y estaban implementando los compromisos del PMLCA.

Con el estallido de la pandemia de COVID-19, el Fondo mancomunado permitió a la ASC crear una plataforma de aprendizaje virtual para capacitar a organizaciones juveniles. Esto les permitió realizar actividades de incidencia y monitorear los compromisos asumidos por los gobiernos subnacionales.

La ASC desarrolló planes de comunicación y mensajes clave que demostraron el papel de la mujer en la nutrición infantil. También se promovió la importancia de una responsabilidad compartida por la nutrición infantil entre hombres y mujeres, incluso a través de la plataforma de aprendizaje virtual y los talleres en el aula.