Promoción de la rendición de cuentas

La rendición de cuentas es uno de los pilares del trabajo y el funcionamiento del Fondo Común del Movimiento SUN. También es una dimensión crucial del enfoque del Movimiento: implica que cada miembro y cada actor sea responsable ante los demás. Es una de las partes más importantes del sistema MEAL (Monitoreo, evaluación, rendición de cuentas y aprendizaje) del Movimiento SUN y uno de sus objetivos estratégicos.

Para el Fondo Común, esto se refleja en la forma en que se otorgan y se administran las subvenciones, en la forma en que los beneficiarios implementan sus proyectos e interactúan con otros actores, además de ser un objetivo central de cada convocatoria de propuestas.

Los proyectos del Fondo Común están diseñados para respaldar la implementación de marcos nacionales de resultados comunes (también conocidos como planes nacionales de nutrición), por los cuales todos los actores de SUN son responsables.

La responsabilidad mutua en el programa significa que:

  • el Fondo mancomunado del Movimiento SUN es responsable ante los donantes y sus órganos rectores;
  • los beneficiarios son responsables ante su alianza o redes, así como ante los órganos rectores y de gestión del Fondo Común;
  • los gobiernos de los países SUN son responsables ante sus ciudadanos y el Movimiento SUN; y que
  • los gobiernos de los donantes son responsables ante sus ciudadanos.

La rendición de cuentas está presente en todas las etapas del proceso, desde el diseño de la convocatoria de propuestas y la adjudicación de una subvención, hasta el monitoreo y la evaluación del proyecto, pasando por la recopilación y el análisis de datos e informes y la revisión y la evaluación al final de proyecto con el feedback correspondiente.

Monitoreo de la calidad del proyecto

La especialista en monitoreo y evaluación del Fondo Común del Movimiento SUN supervisa la calidad de los proyectos a través de visitas a los beneficiarios. En 2019, la especialista en monitoreo y evaluación visitó diez países. En cada visita, se llevaron a cabo controles financieros al azar y la verificación de los informes presentados con los equipos del proyecto.

El apoyo, el monitoreo y el seguimiento personalizados son fundamentales para el Fondo Común y, para lograr este fin, tres especialistas regionales en monitoreo y garantía de la calidad y un líder de monitoreo y evaluación con sede en Ginebra ayudan a los países a desarrollar su capacidad para conseguir avances financieros y programáticos, así como para desarrollar metodologías.

Estos especialistas monitorean de cerca el progreso de cada proyecto, teniendo en cuenta el contexto y los desafíos específicos del país, y organizan intercambios de conocimientos entre pares en asociación con las diversas redes.

Rendición de cuentas del beneficiario

Los beneficiarios, por su parte, se comprometen a cumplir los términos de la licitación establecidos en la convocatoria de propuestas. También se comprometen a trabajar para lograr los resultados enumerados en la convocatoria. La rendición de cuentas está garantizada en todos los proyectos gracias al Equipo del Fondo Común del Movimiento SUN y a las redes SUN.

Además de sus compromisos con el programa, los beneficiarios también tienen un papel que desempeñar en la promoción de la rendición de cuentas a través de sus actividades. Por ejemplo, las alianzas nacionales de la sociedad civil han participado en mecanismos de revisión nacionales de alto nivel, incluidas las reuniones relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en varios países SUN. Estas reuniones han brindado una oportunidad adicional para que las alianzas de la sociedad civil garanticen que la nutrición esté firmemente ubicada en la planificación estratégica nacional.

Responsabilidad de los gobiernos

Como todos los gobiernos, los gobiernos de los países SUN son, en última instancia, responsables ante sus ciudadanos. Además, son responsables ante sus representantes, sus miembros y sus inversores y, a través de su membresía en el Movimiento SUN, son responsables entre sí y ante el propio Movimiento. Esto está en consonancia con la filosofía y el enfoque del Movimiento SUN; en otras palabras, los miembros del Movimiento defienden su visión y su misión de responsabilidad mutua en sus contribuciones.

Cuando se trata de nutrición, las políticas y las medidas generalmente se formulan a través de un plan nacional de nutrición, cuyo éxito depende en parte de los recursos disponibles, pero también del compromiso de los gobiernos para implementar el plan.

A través de las relaciones que han establecido con parlamentarios y funcionarios gubernamentales de los países SUN, las alianzas de la sociedad civil y otras redes hacen que los actores gubernamentales sean responsables de la implementación de cualquier compromiso relacionado con la nutrición que asuman, por ejemplo, a través de un plan nacional de nutrición o en una conferencia internacional.


Por último, los países donantes son responsables ante sus ciudadanos de garantizar que las donaciones al Fondo Común (que es, de hecho, dinero público generado por los ciudadanos) se gasten de forma adecuada. Además de recibir informes periódicos y actualizaciones sobre el progreso de los proyectos, se garantiza la rendición de cuentas ante los donantes a través de su membresía en el Grupo Consultivo del Fondo Común.

Logro de los objetivos estratégicos

El Grupo Consultivo brinda orientación sobre cómo se deben utilizar los fondos para garantizar que cualquier propuesta y proyecto posteriores contribuyan a los objetivos estratégicos establecidos en la estrategia y la hoja de ruta del Movimiento SUN 2016-2020 en términos de alcance, contenido y parámetros.